Nutrición

La alimentación es un proceso voluntario a través del cual las personas se proporcionan sustancias aptas para el consumo, las modifica partiéndolas, cocinándolas, introduciéndolas en la boca, masticándolas y deglutiéndolas. Es a partir de este momento que acaba la alimentación y empieza la nutrición, que es un proceso inconsciente e involuntario en el que se recibe, transforma y utiliza las sustancias nutritivas (sustancias químicas más simples) que contienen los alimentos.

No son pues sinónimos. No es  igual ingerir alimentos para satisfacer el apetito que suministrar al organismo sustancias para mantener la salud y la eficacia física y ejecutar las tareas básicas y cotidianas.

La nutrición es consecuencia de la alimentación, es decir de los alimentos que componen la dieta y de su proporción. Por este motivo la alimentación se considera adecuada y saludable cuando:

  • Es suficiente para cubrir las exigencias y mantener el equilibrio del organismo
  • Completa y variada en su composición con inclusión diaria de todos los nutrientes y en ciertas cantidades y proporciones, según la edad y circunstancias de vida
  • Adecuada a las diferentes finalidades en el organismo según el caso: conservar la salud, cooperar en curar las enfermedades, asegurar el crecimiento y desarrollo de los niños y le siempre y cuando
  • Adaptada a las necesidades y gasto energético de cada individuo

Existen muchas formas de alimentarse pero solo existe una forma para nutrirse. El número de comidas que se pueden realizar con los alimentos es muy variado pero cuando éstos quedan reducidos en el aparato digestivo en unas cuantas sustancias nutritivas, la nutrición es unitaria y monótona.

Por eso si queremos mantener la salud deberemos conocer sus necesidades y también la composición de los alimentos, sus nutrientes. Así podremos analizar si nuestra forma habitual de alimentarnos es la correcta o si no lo es, modificar nuestra dieta.

Una buena nutrición es consecuencia de una alimentación saludable

Sobrepeso y obesidad

En la actualidad, la mayoría de las personas se ven afectadas por la obesidad y el sobrepeso, que son dos trastornos de salud que se derivan del estilo de vida sedentario y los malos hábitos alimenticios. Combatir ambos problemas no es algo imposible y actualmente existen múltiples alternativas para eliminar esos kilos sobrantes y volver a recuperar tanto la figura como la salud.

Muchos de nosotros estamos en la búsqueda constante de dietas y alternativas para perder peso, pues aunque casi siempre lo hacemos por vernos y sentirnos bien, también tenemos presente que un peso equilibrado es sinónimo de buena salud.

Si estás buscando perder peso fácilmente y ninguna de las dietas que has hecho hasta ahora te ha funcionado, en Fisiopie te preparamos efectiva dieta para que le digas adiós a esos kilos que no necesitas.

Deporte, Nutrición y Salud

Una alimentación que aporte un buen nivel de nutrientes favorece el mantenimiento y la regeneración del organismo. Existe una relación directa entre mantener una buena alimentación y prevenir enfermedades como osteoporosis, tendinitis, roturas de ligamentos o artrosis.

Nuestro cuerpo está en constante renovación. Cartílagos y tendones se rehacen en años. La vida de las proteínas y células sanguíneas es de 120 días, la del tejido muscular de unos 180. Sin embargo, los colágenos tienen una vida aproximada de 6 años o más, y de unos 12 años en las caderas. Por lo tanto, es esencial comenzar cuanto antes con una correcta alimentación.

Últimamente se observa una tendencia a la ingesta de demasiadas calorías y pocos nutrientes. Una malnutrición proteica acompañada de una malnutrición energética puede traer consigo trastornos alimenticios. El provecho no se encuentra en la proporción de lo que se come, sino en la variedad.